Imborrable

Ilustración: Efes

En esta gélida tarde

henchida de ausencias,

dudas y silencios,

trato de borrar

de mi frágil memoria

las cosas que sufrí de lejos,

aquello que me hirió de cerca.

 

En estas horas

sin medida ni distancia,

lo que no logro es olvidarme

de tu cuerpo vestido

de luna blanca,

de tu pelo teñido

de noche oscura.

 

En estos minutos perdidos

en la inmensidad del tiempo,

no puedo vaciar de mi alma

tus pupilas vertiendo

océanos de estrellas,

tu boca empuñando

rosas de rojo ardiente.

 

En estos segundos

que me hierven por dentro,

no consigo extraer

de lo más hondo de mis entrañas

la sedosa dulzura

de tu mirada insondable,

el eco de tus palabras

susurrándome al oído.

 

En estos instantes

que no empiezan ni terminan,

en el aliento de mi memoria

solo me queda el resplandor

de tu pecho ceñido al mío,

el suave tacto de tus manos

prendidas en las mías.

A Isabel, imborrable en mi corazón y en mi mente

3 comentarios en “Imborrable

Responder a José Molina Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s