Carita de ángel

Al rozar la medianoche

apareció como caído del cielo

aquella hermosa criaturita

de cuerpo rechoncho

y de corazón de oro.

En su carita de ángel

llevaba pintados

los rasgos de la mía,

la naricita achatada

y los labios encarnados.

Cómo se puede querer

tanto a alguien recién llegado

a quien nunca había visto,

sin balbucear palabras

que me dijeran algo.

Dudé de si era mío

o si venía prestado

pero se esfumaron las dudas

cuando me miró de frente

pidiendo un soplo de cariño.

Difícil era no darle mi alma

a aquel retoño de ojitos azules,

de piel transparente y rosada

que llegaba a mi vida

como una llamarada.

Imposible no prometerle

amor para siempre,

sintiendo sus manitas de seda

aferrarse suavemente a las mías

para nunca separarse de ellas.

A mi hijo Alejandro, en su feliz cumpleaños

Poema incluido en el libro «Reverso y anverso. Poemas de largo recorrido» que la editorial Libros Indie publicará a finales de año.


1 comentario en “Carita de ángel

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s