Canción sentimental

En un solo poema te describo mi vida, capaz de mantenerse en pie por su sentimiento hacia ti, sin dejar que cualquier nube perdida arranque la raíz de lo visible y confunda nuestras miradas, que deberían subsistir por sí mismas, trasplantadas del uno al otro en la delicada operación de la sinceridad y la certeza de quererse. Con un solo dedo te señalo el lejano punto hacia el que quisiera volar junto a ti. Punto que nació conmigo una mañana de invierno, y ahora, en el verano de tu cuerpo, vuelve a renacer con más intensidad y fuerza que nunca, desplegando su resplandeciente brillo, color espejo platino que deslumbra la vista, no dejando divisar el resto del mundo que crece a uno y otro lado del camino.

Con una sola caricia sobre la intrigante blancura de tu piel, me sentiría pasajero ilusorio de un largo viaje hacia el infinito, hacia el país del manantial inagotable que en cada gota de agua se desborda un mar inmenso; hacia el país de nunca termina nada, porque la fuerza con que se emprende el trayecto resiste locuras, temblores y desfallecimientos; hacia el país del sueño dulce y apacible, que a veces se alarga para no despertar jamás.

En una sola balada afino mi cadencia y mi armonía, compuesta en forma de canción sentimental, que desborda el compás y la medida, deseando tener vida por sí misma, sin necesidad de ser susurrada ni cantada por alguna voz inoportuna, solitaria y ajena.

Texto extraído del libro El delirio de la palabra. Prosas y versos de juventud (viveLibro, 2016) http://www.esebook.com/product/469728/el-delirio-de-la-palabra

1 comentario en “Canción sentimental

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s