Precipicio

Imagen: Kalhh

Tantas y tantas veces

me asomé al precipicio,

que me cuesta entender

por qué no oteé el vacío.

Allí en las alturas,

en una cima sin cielo,

solo me cabía la voluntad

de perecer en el destierro.

Abandonado a mi suerte,

nadé a contracorriente,

alcé el vuelo sin destino alguno

a lomos de un viento gélido.

Suspendido en el tiempo,

sentí la fragilidad de la vida,

la fuerza que domaba

mi indomable espíritu.

En el árido solivianto

que a diario me atenazaba

no supe encontrarme de frente

con el coraje que me despertara.

Navegando a la deriva

en un océano que me arrastraba,

naufragué en los confines

de una isla infinita.

Perdí el sentido del espacio,

la dimensión del instante

y me acurruqué en mí mismo

buscando un consuelo estéril.

1 comentario en “Precipicio

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s