Canción de sirena

Palabra de escritor

Dibujo: Sergei Tokmakov

Allá en las orillas de un mar embrujado hay pescadores de sueño y caracolas de espuma. Los revuelos del viento de alzan hasta la altura de las alturas, y luego descienden posados en las alas de una gaviota. Hay una ingenua claridad de luces despiertas; sin duda ha comenzado a amanecer en la dorada cuna de la montaña. Se desvelan las aguas enlutadas en la noche, los peces coloreados de tanto contemplar el sol, y una sirena con trenzas de oro entona una llamada de amor en una lágrima huyendo.



Cerca de los lejanos trigales vaga una canción envuelta en encajes de estrellas. Se dice que no es de nadie, que su corazón no existe. Ella se mira en el espejo de la tarde y, como el quebranto de sus ojos, se revuelve entre las ramas del aire, donde los jilgueros la acarician poniéndole en el alma…

Ver la entrada original 121 palabras más

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s