Sin ti

Palabra de escritor

Ilustración: Alina Louka. Galeria Wanda Willam
http://www.haloart.pl/galeria-wanda-willam/obrazy-akryl/woman-74×70,78638.html

Aún me siento palidecer

cuando me miras,

como un huracán

envuelto en luces blancas.

Sé que la noche es tuya

y, sin embargo, trato fugazmente de apresarla

subido a los vientos cálidos de tu cuerpo.

Me dejo llevar en el fondo de tu espuma brava,

cuando a borbotones se desata

desde la entraña de ese pozo misterioso y negro

que en ti se agita y duerme.

Todavía amanezco en tu luz,

y muero en tu ausencia;

te digo que eres el alma de las cosas

y la esperanza que asciende por mis venas

como un arrullo encendido

acunando la locura que me hiere.

Sin ti no existe la espera ni el deseo;

ni las voces del alba ni los sueños

que en mí se enredan

bajo el palio oscuro

de la madrugada eterna.

Por ti lucho en el infierno,

en el fuego ardiente…

Ver la entrada original 75 palabras más

Tiempo de silencio

Se me fue el tiempo. Ni siquiera me despedí de él. Antes de que pudiera darme cuenta, ya se había ido sin decir una sola palabra. Es posible que en ese momento estuviera distraído o quizá mi mente anduviese perdida en la nada, pero su marcha me pilló a traición, con el paso cambiado y el corazón a punto de dejar de latir.

Oda a la soledad

Palabra de escritor

Se deshizo entre mis dedos lo único que me quedaba. Mis manos se quedaron vacías, como mi corazón y mi alieno. Desde que te fuiste, de repente, sin tiempo para despedirte, no tengo nada, no siento nada, no quiero nada. Mi boca se secó y mi voz solo pronuncia palabras mudas, que no dicen ni callan.

Sé que no quisiste irte, ni yo que te fueras. Sé que no fuiste tú quien decidió abandonarme, ni yo quien te animó a que lo hicieras. Por eso, quizá debimos irnos juntos. Todo menos soportar esta inmensa soledad que tanto me duele, que tanto me pesa y tanto me hiere. Si no estás tú, no tengo a nadie. Solo sombras y silencios a mi alrededor que me envuelven en el doloroso vértigo de tu ausencia.

Cuando cerraste los ojos para siempre, me prometí a mí misma seguir viviendo, intentar sobrevivir sin dejar de…

Ver la entrada original 149 palabras más