Llévate

Llévate mi razón si quieres

o llévate mis sueños.

Si quieres, llévate mi esperanza

o llévate mis anhelos.

 

Llévate mis alas si lo deseas

o llévate mis vuelos.

Si lo deseas, llévate mi destino

o llévate mis silencios.

 

Llévate mi reino si quieres

o llévate mi cielo.

Llévate mis ansias

o llévate mis miedos.

 

Llévate mi pecho si lo deseas

o llévate mi desvelo.

Si lo deseas, llévate mis suspiros

o llévate mi tiempo.

 

Llévate mi vida

o llévate mi cuerpo,

pero no me apreses el corazón

y con él huyas,

que si he de dejar de amarte

prefiero dejar de ser.

En nombre del padre (y VIII)

Nancy Sinatra & Frank Sinatra

Una dueto perfecto

Nadie le dijo a Nancy que fuera fácil ser la hija de Frank Sinatra, uno de los grandes mitos de la historia de la música del siglo XX, y por qué no también de la del cine, teniendo en cuenta los dos Oscar que ganó, especialmente el de mejor actor secundario por su extraordinario papel en De aquí a la eternidad (1953). Sigue leyendo

En nombre del padre (VII)

Juan de Austria, «Jeromín» & Carlos V

Presentación de don Juan de Austria al emperador Carlos V en Yuste (1868), de Eduardo Rosales

Una historia muy «real»

Mucho se ha escrito sobre «Jeromín», aquel niño de «padres desconocidos» que, allá por mediados del siglo XVI, muchos veían corretear por las calles de la localidad madrileña de Leganés, y que con el discurrir del tiempo acabaría convirtiéndose nada menos que en Don Juan de Austria, destacado militar y diplomático que llegó a ostentar los cargos de Gobernador de los Países Bajos españoles y comandante de la Santa Liga de Estados, lo que hizo de él uno de los hombres más poderosos y afamados de su época y hasta un auténtico héroe nacional, dado su decisivo papel en la célebre batalla de Lepanto. Sigue leyendo

En nombre del padre (VI)

Margaret Hilda Thatcher & Alfred Roberts

Margaret Thatcher y su padre Alfred Roberts

A imagen y semejanza

Si hubiese que elaborar una relación de los personajes más influyentes del siglo XX, está claro que en ella no podría faltar Margaret Hilda Roberts; o sea, Margaret Thatcher, como fue popularmente conocida después de adoptar el apellido de su marido, Denis Thatcher, un rico y brillante empresario británico con el que contrajo matrimonio en diciembre de 1951. Sigue leyendo