Mi alma andaluza

Con mi puño en alto
y mi corazón a la izquierda,
late mi alma andaluza
ondeando contra viento y marea
su jadeo de verde esperanza,
su diáfana aurora blanca.

Esa agitada alma mía
de raíces incandescentes
que no quiere miserias,
desaires ni vergüenzas,
caricias que no se sienten,
migajas de ternura falsa.

Esa alma mía de mirada nítida
y ventanales abiertos
que no quiere que la vendan 
la hieran o la traicionen,
la humillen o la maltraten,
la ultrajen o la arrodillen.

Esa mi alma andaluza
que solo pide sin bajezas
que la amen a manos llenas,
que mi hermosa tierra mía
no está en edad de merecer
que no den su vida por ella.

Esa reluciente alma mía  
que, descosida y yerma,
a veces se viste de luto,
se le secan sus pupilas
y llora lágrimas de mimbre
para ahogar sus angustias.

Esa indómita alma mía 
que, de tarde en tarde,
borra el crespón negro
que luce en su solapa
para desvanecer zozobras
y avivar esperanzas.

Con su corazón descosido
y su alma yerma,
Andalucía hoy está de luto.
Se secaron sus pupilas
y llora lágrimas de esparto
para aliviar sus penas.

En su hermosa bandera,
verde desesperanza,
blanca mortecina, 
luce un crespón negro
que nubla memorias
y desvanece sueños.

Río Dauro

Dibujo de Eugenio Rivera
Bajo la falda plisada
de la imponente nave roja
que lo cuida de cerca,
navega el río de Granada
llevando en sus aguas
suspiros dorados
y lágrimas de nieve.

Envuelta en un manto
de encaje verde
que perfuma de azahar
los balbuceos del aire,
enciende la vela de su torre
para guiar al río
desde la plaza Nueva.

Poema completo incluido en el libro «Reverso y anverso. Poemas de largo recorrido» (Libros Indie, 2022), con dibujos de Eugenio Rivera

Callejón de Aguirre

Dibujo: Eugenio Rivera
Relucen en mi lívida memoria
las paredes encaladas de sueños
del callejón angosto 
en el que me asomé a la vida
un día lejano de otoño
con olor a castañas y acerolas.

En su inmaculada blancura
florean manojos de geranios verdes
ceñidos en tiestos de tierra erguida,
claveles reventones echando raíces
en macetas ungidas de barro,
azucenas enrejadas en balcones.

Extracto del poema «Callejón de Aguirre», incluido en el poemario «Reverso y anverso. Poemas de largo recorrido» (Libros Indie, 2022)