Me enamoro

Palabra de escritor

Ilustración: Kalhh

Me enamoro del aire,

del viento que agita mis sueños,

de un espacio de cielos abiertos,

de una noche de fuego ardiendo,

de una mujer revolviéndose

como un mar de confusión.

Me enamoro del tiempo

que el tiempo no alcanza,

de trigales sembrados de rosas,

de horizontes que no llego a ver,

de una mujer distante

habitando el vacío.

Me enamoro de un quejido,

de la voz del silencio,

del orgullo del destino,

de la quebrada de la vida,

de una mujer de fuego

que abrasa mis sentimientos.

Me enamoro de la ansiedad,

de un clarear de ojos cerrados,

de una farsa simulando ser verdad,

de una duda inocente,

de una mujer amiga,

amante ajena.

Me enamoro de un instante,

de un instante me apasiono,

de un vano querer,

de un camino intrigante,

de una mujer que sufre,

que lamenta por otro ser.

Me enamoro de la espera,

Ver la entrada original 51 palabras más

Llévate

Palabra de escritor

Llévate mi razón si quieres

o llévate mis sueños.

Si quieres, llévate mi esperanza

o llévate mis anhelos.

 

Llévate mis alas si lo deseas

o llévate mis vuelos.

Si lo deseas, llévate mi destino

o llévate mis silencios.

 

Llévate mi reino si quieres

o llévate mi cielo.

Llévate mis ansias

o llévate mis miedos.

 

Llévate mi pecho si lo deseas

o llévate mi desvelo.

Si lo deseas, llévate mis suspiros

o llévate mi tiempo.

 

Llévate mi vida

o llévate mi cuerpo,

pero no me apreses el corazón

y con él huyas,

que si he de dejar de amarte

prefiero dejar de ser.

Poema incluido en «Del amor y otras locuras» (Seleer, 2021)

Ver la entrada original

La llegada de Sara

Palabra de escritor

Nos habían dado día y hora, como el que reserva una mesa en un restaurante, de modo que el «efecto sorpresa» se había perdido por completo: nada de roturas de agua, nada de sobresaltos nocturnos, nada de preparativos improvisados, nada de volantes sin sellar, nada de contracciones incontrolables… Aun así, las fechas previas al «día H» las vivimos con la lógica inquietud y, al mismo tiempo, con el deseo de que todo acabara cuanto antes. Al fin y al cabo, el embarazo se había hecho interminable, con demasiadas complicaciones desde el principio que parecían no fueran a resolverse nunca.



En busca del «del paquete»

Pero, finalmente, a las nueve en punto de la mañana, ahí andábamos mi mujer y yo camino de la clínica, con la maletita en la mano y el corazón repartido entre nuestro hijo Alejandro, de ocho años, a quien, cómo no, habíamos dejado con sus abuelos…

Ver la entrada original 763 palabras más

«Del amor y otras locuras», poemario íntimo

Palabra de escritor

Del amor y otras locuras (Seleer, 2021) es una selección de poemas escritos en cualquier tiempo y lugar, en las tórridas tardes de verano o en las gélidas madrugadas de invierno, al abrigo de una juventud a flor de piel o de una madurez que aún necesita un rincón en el que poder refugiarse. Poemas perdidos en el recuerdo o sumergidos en lo más profundo de la memoria sobre todo aquello que el autor amó, creyó haber amado, dejó de amar o continúa perdidamente amando. Un poemario sin medida ni distancia que deshoja versos que no fingen ni engañan, que brotan a borbotones, que transitan sin rumbo ni destino henchidos de pasiones desbordadas y sentimientos encontrados, tratando de expresar que no hay locura más sensata que la de amar con el alma desnuda, en silencio o a voz en grito, a oscuras o a la luz de todas la miradas.

Ver la entrada original

Canción a Isabel

Palabra de escritor

Aún me siento palidecer cuando me miras, como un huracán envuelto en luces blancas. Sé que la noche es tuya y, sin embargo, trato fugazmente de apresarla subido a las ráfagas cálidas de tu cuerpo. Me dejo llevar en el fondo de tu espuma brava, cuando a borbotones se desata desde la entraña de ese pozo misterioso y negro que en ti se agita y duerme. Todavía amanezco en tu luz y muero en tu ausencia; te digo que eres el alma de las cosas y la esperanza que asciende por mis venas como un arroyo verde anhelando escuchar el rumor de los mares. Sin ti no existe ni la espera ni el deseo; ni las voces del alba ni los sueños que en mí se enredan bajo el palio oscuro de la madrugada eterna. Por ti lucho en el infierno, en el fuego ardiente y crepuscular, en el vértigo…

Ver la entrada original 105 palabras más

Todo

Imagen: Gaelle Marcel

Beber la luna

que tiembla en tu vientre,      

la desnuda noche

que en ti se estremece.

Aclarar las sombras

con la estrella de tus aguas,

y morir en el llanto

que gritan tus lágrimas.

Soñar el sueño de tu sueño,

y besar un alba

creciendo en tus labios

como un suspiro en llamas.

Sentir las rosas

que inundan tu cuerpo,

las calladas olas

que desatan tus vientos.

Acariciar el vértigo

de tu mirada furtiva,

y aspirar el aliento

que desprende tu vida.

Poema incluido en el libro Del amor y otras locuras (Seleer, 2021)

https://elretrovisorblog.wordpress.com/2021/07/27/del-amor-y-otras-locuras-ya-a-la-venta/

Sin sentidos

Palabra de escritor

Ilustración: Efes

Sientocómo se detiene mi cuerpo

dejándome a merced de mis recuerdos,

encadenado a una fugaz memoria

que antes resurgía de mis cenizas

y ahora se desvanece en la niebla.

Palpomi gélida e indolente alma

vaciándome de aquellos hermosos sueños

que me inundaban de esperanzas

y ahora solo son tenebrosas pesadillas

que agitan mis noches de soledad infinita.

Noto mi corazón desarmado y herido

dejando lentamente de palpitar

por todo aquello que amaba hasta el delirio

y ahora desama sin cordura

templando pasiones sin llama ni vértigo.

Percibo la fría oquedad de esos mis ojos

que transitan a tientas sin mirar hacía atrás,

dejando a ciegas los hermosos recuerdos

que alentaban mi vida sin pedir nada a cambio

y ahora se esconden entre tinieblas sombrías.

Intento escuchar mi voz susurrándome al oído

pero son gritos sordos que amordazan mis palabras,

diciendo nada de lo que antes…

Ver la entrada original 12 palabras más

Canción de los mares

Palabra de escritor

Ilustración: Denis Azarenko
Imagen: Denis Azarenko

Sobre un velero cargado de dudas desesperada mi alma navega tras sus ansias desnudas. Surca las infernales olas, peinadas con tirabuzones y, cuando llega hasta el último aliento, se descubre flotando en un mar de girasoles. Se despliegan las luminosas velas que la bruma acaricia, se disuelve la niebla que en el aire agoniza. Mi alma se siente libre e inmensa, tan distante de sus baldíos amores, tan lejos de sus terribles pesares.



¡Navega, ligera navega, navega siempre hacia adelante, que la mañana es muy corta y la mar muy grande! Una canción salpicada de espuma, con un coro de gaviotas, aviva sus intentos por alcanzar el final de su locura. ¡Bajo el espléndido sol de la tarde qué enorme se ve la vida y qué furtiva mi destrozada alma! Solo el viento acompaña su huida de la memoria amarga, y solo él le da sosiego sobre…

Ver la entrada original 144 palabras más